¿Qué es el síndrome de dolor regional complejo (anteriormente conocido como distrofia simpático refleja)?

Distrofia simpática refleja También llamado síndrome de dolor regional complejo (SDRC), es una afección de dolor crónico. El síntoma clave del SDRC es un dolor intenso y continuo desproporcionado con la gravedad de la lesión, que empeora en lugar de mejorar con el tiempo. El SDRC afecta con mayor frecuencia a uno de los brazos, piernas, manos o pies. A menudo, el dolor se extiende hasta abarcar todo el brazo o la pierna. Las características típicas incluyen cambios dramáticos en el color y la temperatura de la piel sobre la extremidad o parte del cuerpo afectada, acompañados de ardor intenso, sensibilidad de la piel, sudoración e hinchazón. Los médicos no están seguros de qué causa el SDRC. En algunos casos, el sistema nervioso simpático juega un papel importante en el mantenimiento del dolor. Otra teoría es que el SDRC es causado por una activación de la respuesta inmune, que conduce a los síntomas inflamatorios característicos de enrojecimiento, calor e hinchazón en el área afectada. Debido a que no existe cura para el SDRC, el tratamiento tiene como objetivo aliviar los síntomas dolorosos. El pronóstico del SDRC varía de persona a persona. En ciertos individuos se produce una remisión espontánea de los síntomas. Otros pueden tener un dolor incesante y cambios paralizantes e irreversibles a pesar del tratamiento.

El síndrome de dolor regional complejo (SDRC) es una afección de dolor crónico que afecta principalmente a los brazos, piernas, manos y pies, pero puede afectar a todo el cuerpo. Los síntomas del SDRC a menudo comienzan después de una cirugía o una lesión.[1] La característica principal del SDRC es un dolor intenso y continuo que no guarda proporción con la gravedad de la lesión. El dolor empeora con el tiempo y, a menudo, se extiende por toda el área afectada.[2] Otros síntomas pueden incluir cambios de color y temperatura de la piel sobre el área afectada; sensibilidad de la piel; transpiración; e hinchazón.[1] A menudo se desconoce la causa subyacente del SDRC. Se han reconocido dos clasificaciones de SDRC basadas en la causalgia. Tipo I (también conocida como distrofia simpática refleja), en la que no hay evidencia de lesión del nervio periférico y Tipo II, en la que hay lesión del nervio periférico. El tratamiento tiene como objetivo aliviar el dolor y, a menudo, incluye diferentes intervenciones, como medicamentos tópicos u orales; terapia física; y/o un bloqueo del nervio simpático.[2][3]

Esta información es proporcionada por el Centro de Información sobre Enfermedades Raras y Genéticas (GARD) de los Institutos Nacionales de Salud (NIH).
https://rarediseases.info.nih.gov/diseases/4647/complex-regional-pain-syndrome

¿Buscas más información?

Muchas de nuestras organizaciones asociadas se especializan en el apoyo a enfermedades autoinmunes específicas y tienen recursos adicionales, investigación e información sobre la gestión de la atención disponible.