¿Qué es la crioglobulinemia mixta esencial?

Crioglobulinemia mixta esencial se encuentra a menudo en personas que tienen una afección inflamatoria crónica (duradera), como una enfermedad autoinmune o hepatitis C. La mayoría de las personas con crioglobulinemia mixta tienen una infección crónica por hepatitis C. Las crioglobulinas son anticuerpos. Aún no se sabe por qué se vuelven sólidos o gelificados a bajas temperaturas. Cuando esto ocurre, estos anticuerpos pueden bloquear los vasos sanguíneos. Esto puede provocar problemas que van desde erupciones cutáneas hasta insuficiencia renal. La crioglobulinemia es la presencia de estas proteínas anormales en la sangre. Aunque los mecanismos subyacentes no se han dilucidado completamente, la formación de crioglobulinas está claramente relacionada con el intento del huésped de eliminar las cantidades significativas de viriones generados diariamente por la infección crónica.

Otras afecciones que pueden estar relacionadas con la crioglobulinemia incluyen: leucemia, mieloma múltiple, neumonía por micoplasma, macroglobulinemia primaria, artritis reumatoide y lupus eritematoso sistémico. Los síntomas variarán según el tipo de trastorno que tenga y los órganos afectados. Los síntomas pueden incluir: problemas respiratorios, fatiga, glomerulonefritis, dolor en las articulaciones, dolor muscular, púrpura, fenómeno de Raynaud, muerte de la piel y úlceras en la piel.

¿Buscas más información?

Muchas de nuestras organizaciones asociadas se especializan en el apoyo a enfermedades autoinmunes específicas y tienen recursos adicionales, investigación e información sobre la gestión de la atención disponible.