¡Un grito ocasional!

¡Un grito ocasional!

Laurie Max
Arroyo de la montaña, AL
La hepatitis autoinmune

Esta "Dama Gritona" es una caja de cerámica construida y pintada a mano que hice con arcilla de barro. Trabajar con arcilla es una excelente manera de aliviar algunas tensiones que conlleva tener hepatitis autoinmune. Poder diseñar esta pieza expresó cómo se siente a veces tener una condición rara de la que muchas personas, incluidas aquellas en el campo médico, no saben mucho. ¡Todo el mundo necesita un grito de vez en cuando!